Pages Menu
Categories Menu

¡Actívate!

¿Que es un paciente activo?

¡Transición! Pasar de ser un paciente pasivo que deja toda responsabilidad de su cuidado y decisiones en su proceso de enfermedad en manos del personal sanitario, a un paciente activo que asume la responsabilidad de su autocuidado, que se involucra y participa con el personal sanitario en la toma de decisiones concernientes a su salud, que se informa sobre su patología, y colabora con los profesionales en optimizar su tratamiento. “Debemos educarnos como pacientes con el fin de ser autosuficientes en la toma de decisiones que afecten a nuestro tratamiento y calidad de vida”.

¿Qué objetivos perseguimos?

Implicarnos activamente en el cambio de modelo asistencial, el cual sitúa el paciente como el elemento clave y prioritario.

Adquirir la formación necesaria para empoderarnos como paciente experto, un paciente activo motivado con la formación necesaria para poder ayudar a otros pacientes.

”Queremos impulsar equipos de trabajo pacientes-personal sanitario en el que apoyarnos estableciendo sinergias colaborativas con los profesionales de la salud, favoreciendo e intercambiando información e impulsando actuaciones dirigidas a adquirir la formación máxima”.

Mejorar la relación médico-paciente mejorar la comunicación, pues hay muchos condicionantes que intervienen en la comunicación médico-paciente centrándonos en la educación sanitaria, es mucho más sencillo entablar una conversación con un paciente más formado y experto.

Mejorar y aumentar los conocimientos de los pacientes sobre la Hipertensión Pulmonar, mejora la calidad de vida percibida como pacientes, a mayor conocimiento mayor calidad de vida “La información es Poder”.

Mejorar el grado de autocuidado para adquirir un manejo correcto de la enfermedad.

Mejorar el cumplimiento terapéutico.

¿Qué obtenemos siendo pacientes activos?

Quien toma las decisiones diarias sobre el tratamiento eres tú. Por eso es tan importante empoderarte como paciente ya que significa formarte y dotándote de las herramientas necesarias para que puedas implicarte en el control y cuidado de la enfermedad.

Mayor conocimiento de la patología.

Obtener y aumentar habilidades, motivación y confianza en el manejo de los síntomas de la enfermedad

Apoyo y capacitación integral a las personas que sufrimos la HP

Mejorar el cumplimiento de las recomendaciones sobre los tratamientos, así como la educación en el manejo de los distintos dispositivos de administración de los mismos.

Si mejoran los resultados en salud, mejora nuestra calidad de vida

Optimizar los recursos sanitarios de forma más eficiente

Motivar y fomentar en adquirir hábitos de vida más saludables.