Pages Menu
Categories Menu

Posted on 11 Feb 2017 in Actividades, Psicosocial | 0 comments

LA COMUNCACIÓN, empoderar al paciente

LA COMUNCACIÓN, empoderar al paciente

Los seres humanos tenemos la capacidad de comunicarnos, es decir que somos capaces de recibir información incorporarla procesarla y también emitir una respuesta

Al ser esto posible nos vamos formando como seres sociales y nos comunicamos con los demás, también hay una comunicación interna, en un momento de nuestro desarrollo tomamos contacto con nuestros pensamientos internos nos hacemos consientes y percibimos lo que pensamos y lo que sentimos.

Estos conceptos parecen obvios pero tienen un gran grado de complejidad y son varios los factores que intervienen en este tipo de comunicación, la educación, la sociedad, la cultura inciden en forma directa en la manera de expresarnos, recibir y procesar la información.

Es por ello que resulta muy importante conocer algunos mecanismos que utilizamos a la hora de emitir y recibir un mensaje para que sea lo más favorable posible.

La comunicación es espontánea, forma parte de nuestro proceso de aprendizaje desde la más temprana edad, es un factor determinante en varios procesos de nuestro desarrollo.

Podemos conocer nuestras formas de comunicarnos con los demás como así también nuestros mecanismos internos de comunicación,   esto es muy importante porque podemos mejorar nuestra comunicación, podemos conocer y comprender distintos mecanismos que utilizamos y cambiarlos, modificarlos y conducirlos a una mejoría que nos beneficie notablemente.

Nada es estático en el ser humano, todo se puede mejorar aunque nos parezca imposible, aquello que ahora piensas que no se modificará puede que sabiendo unos pocos conceptos y orientando tu fuerza de voluntad te dé una grata sorpresa.

En un proceso de enfermedad muchos factores psicológicos se ponen en juego, muchas veces creemos que un determinismo negativo nos impide hacer modificaciones o incorporaciones que resultarían muy beneficiosas a nuestra vida, pensamos que no tendremos la energía, no es el momento oportuno, etc.etc.

La enfermedad en ocasiones ocupa un lugar  preponderante y se nos presenta como si ya no hubiera sitio o energía para superar muchas cuestiones, iniciar procesos que creemos inalcanzables o retomar cuestiones que por algún motivo quedaron atrás.

Otras veces la enfermedad se nos presenta como el motor para por fin realizar aquellas cosas que postergamos y que ahora tomamos la resolución de hacerlas.

En cualquiera de los casos la comunicación con nosotros y con los demás será un factor importante, tener a mano herramientas que nos ayuden a que estos procesos sean lo más favorables posibles está a nuestro alcance.

En un proceso de empoderamiento frente a la enfermedad adquirir este tipo de conocimientos te puede beneficiar tanto para aplicar aquello que aprendes, como para comprender distintos procesos en los que estamos implicados, son conceptos que suman a la hora de mejorar, de superar, de comprometernos con nuestro proceso de salud-enfermedad.

                                                     Claudia Fernández Castillo

                                                      Licenciada en Psicología

                                                      En colaboración para

                                                                                HPE-ORG Pacientes

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *